Usos medicinales del perejil

  •  
  •  
  •  
  •  

Una planta aromática que es muy conocida por su valor culinario pero menos por sus propiedades medicinales, es el perejil. Se puede utilizar como diurético, antioxidante, antiséptico, depurador y digestivo, además de poseer un valor nutricional excepcional como podrás comprobar en nuestro artículo de hoy. ¡Sigue leyendo!

La planta de perejil

La especie se conoce con el nombre común de perejil y el nombre científico de Petroselinum crispum. Esta planta herbácea no sobrepasa los 15 cm aunque los tallos donde nacen las inflorescencias si pueden alcanzar hasta medio metro. Las flores de manera general son pequeñas y con tonalidades que alternan entre el verde y el amarillo.

El perejil es una planta milenaria, su origen se sitúa en el Mediterráneo y civilizaciones como la griega y la romana ya lo utilizaban como condimento hace más de 3000 años. Hoy se encuentra naturalizado en casi todo el mundo por su valor gastronómico, pero sobre todo está presente en Europa, Asia y las regiones más templadas de América. A pesar de todas sus bondades y que en el campo de la medicina tradicional es una planta que tiene mucho que ofrecer, a menudo ha sido minusvalorada.

Planta de perejil

Planta de perejil

Componentes del perejil

Aunque es una planta de poca envergadura, el perejil destaca por su increíble valor nutricional. Para absorber el mayor porcentaje de estos nutrientes se recomienda consumir el perejil crudo. Dentro de los nutrientes esenciales que aporta podemos mencionar un gran número de minerales con altas concentraciones de cada uno de ellos: calcio, fósforo, hierro, zinc, magnesio y potasio. Como dato curioso podemos mencionar que las hojas de perejil contienen más hierro que las carnes rojas.

Te puede interesar:  La salvia y sus beneficios en la herboristería

También es una excelente fuente de vitaminas, sobre todo del grupo B (Tiamina (B1), Riboflavina (B2), Niacina (B3), Ácido pantoténico (B5), B6 y Ácido fólico (B9)). Por otro lado contiene una gran cantidad de vitaminas A, C, D y K. Por ejemplo, la cantidad de vitamina C que aporta 1/3 de taza de perejil es similar a la que posee una naranja.

Las altas concentraciones de clorofila presente en el perejil le aportan los pigmentos de color verde a la planta, además de numerosos beneficios medicinales que se le atribuyen a esta biomolécula.

Este aromática es también muy rica en β-caroteno, un nutriente muy importante para la dieta humana, que además trabaja como inmunoprotector y antioxidante para el cuerpo.

Y por último no podemos dejar de mencionar los componentes activos correspondientes a los flavonoides, alcaloides, aminoácidos y aceites esenciales que contiene el perejil.

Beneficios medicinales del perejil

Y ahora hablemos un poco de los beneficios medicinales del perejil. Ya sea en una receta o en infusiones como parte de un tratamiento natural, el consumo de perejil trae consigo numerosos beneficios para el cuerpo humano.

Anemia y/o anorexia: Las altas concentraciones de minerales que posee el perejil y en especial de hierro (100 g aportan 6,20 mg), lo hacen un vegetal idóneo para el tratamiento de una deficiencia de hierro en el cuerpo. Las personas que padecen de trastornos alimenticios como la anorexia también pueden beneficiarse de sus nutrientes para compensar el estado de desnutrición que acompaña a la enfermedad.

Estimulación de la digestión: Funciona como un tónico natural para el sistema digestivo, contribuyendo a un buen funcionamiento general. Además trabaja como estimulante para tratar la falta de apetito.

Te puede interesar:  Kéfir: Todo lo que conocemos sobre el probiótico

Retención de líquidos: El perejil en infusión es altamente recomendado como diurético. Actúa directamente sobre el riñón, ayudando a la eliminación de sodio y agua, a la vez que incrementa la reabsorción de potasio en el cuerpo. Esta propiedad es muy beneficiosa en pacientes con enfermedades reumáticas, del corazón o sobrepeso. También ayuda a prevenir la aparición de urolitiasis (cálculos en el aparato urinario).

Depuración de toxinas: Asociadas a las propiedades diuréticas del perejil se encuentran también las depurativas. Esta capacidad de depurar toxinas en el cuerpo resulta muy beneficiosa en numerosas circunstancias, como por ejemplo en el tratamiento de condiciones como la ictericia.

Coagulación y huesos: El perejil posee vitamina K o vitamina antihemorrágica como también se le conoce por sus propiedades, la cual favorece la salud ósea en general y la coagulación de la sangre. En este sentido también colabora que sea una fuente excelente de calcio, lo que combinado con el aporte de magnesio y vitamina C, hace que la absorción de este mineral sea muy superior.

Refrescante bucal: El aroma del perejil es un buen remedio para el mal aliento o simplemente refrescar la boca luego de la ingesta de algún alimento que deje mal olor como pescado, ajo, cebolla, etc.


  •  
  •  
  •  
  •