El sen, un laxante con efectos peligrosos

  •  
  •  
  •  
  •  

Existen algunas plantas medicinales de las cuales no es conveniente abusar sin conocer en detalle sus efectos, ya que sus principios activos podrían causar más daño que bien al cuerpo. Y es que aunque parezca contradictorio, “no todo lo natural es bueno”. Tal es el caso de la planta conocida vulgarmente como sen o casia, la cual funciona como laxante y depurador por lo que es utilizada frecuentemente en dietas de adelgazamiento, pero con consecuencias nefastas para el organismo. Conoce más sobre la planta de sen, así como los beneficios y riesgos de su consumo.

La planta de sen

La planta de sen o casia, se corresponde con la especie nombrada científicamente como Cassia acutifolia, la cual es natural de la India y Egipto. Es una leguminosa de pequeña envergadura, con tallos erectos que pueden alcanzar los 2 metros de altura. Las flores son de color amarillo y nacen en racimos, mientras que las semillas son de color amarronado.

El té de sen se encuentra bastante difundido como remedio natural y adelgazante. Existen evidencias de que ha sido utilizado desde el siglo XI en el continente europeo, probablemente como depurador y laxante. Aunque la planta tiene propiedades medicinales innegables y una multitud de usos en la fitoterapia, su consumo no debe ser nunca sin precaución porque los efectos secundarios pueden causar dependencia y afectar las funciones primarias del organismo.

Planta de sen

Planta de sen

Componentes del sen

Para el uso medicinal se aprovechan las hojas de la planta y las semillas. Los compuestos activos principales del sen son los senósidos, los cuales pertenecen químicamente a las antraquinonas. Estas sustancias tienen en su composición glucósidos diméricos, los cuales unidos a los mucílagos que posee la planta, le aportan sus propiedades laxantes.

Beneficios medicinales del sen

Laxante: La utilización más popular del té de sen es en tratamientos contra el estreñimiento y para problemas digestivos. Los glucósidos que posee en su composición actúan con las células inmunes en el colon, incrementando la peristalsis intestinal. Existen estudios que demuestran que su efecto sobre el intestino para lograr un tránsito rápido de los alimentos, causa una irritación que daña el sistema digestivo significativamente con el uso prolongado. Asimismo se crea una dependencia del producto para mover las heces y evacuar, lo que contribuye a formar un intestino vago y dependiente de por vida.

Diurético: La infusión de sen no solo ayuda a evacuar la materia fecal, sino también el agua y los electrolitos del cuerpo a través de la orina. Esta estimulación de la diuresis ayuda a combatir la retención de líquidos y a tonificar los músculos de las vías urinarias.

Depurador de toxinas: Las sustancias presentes en la planta promueven un proceso de desintoxicación total del cuerpo, el cual es capaz de eliminar las toxinas mediante la orina y las heces fecales.

Dietas de adelgazamiento: Las propiedades como diurético y laxante también han provocado que el té de sen se haya vuelto popular en muchas dietas de adelgazamiento. A pesar de que sus efectos en este sentido son bastante notables, no se debe abusar de esta planta medicinal porque puede dañar el organismo a largo plazo.


  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *