La utilización terapéutica de la grama

  •  
  •  
  •  
  •  

Dentro de las gramas podemos encontrar dos especies europeas con similares fines terapéuticos: Elytrichia repens (grama) y Cynodon dactylon (grama común). De ambas especies se utilizan los rizomas en decocción para extraer sus propiedades diuréticas, antinflamatorias, depuradoras, antihipertensivas, entre otras. Los usos más conocidos de las gramas son en el tratamiento de las enfermedades del tracto urinario y los cálculos renales, pero lo cierto es que pueden explotarse un mayor número de beneficios de esta planta.

La planta de grama

Existen numerosas especies de gramas, todas con características morfológicas y propiedades medicinales similares. Las gramas tienen un sistema radicular profundo y los tallos reptan de manera horizontal por la tierra, por lo que comúnmente forman densos arbustos que crecen como maleza al borde de caminos, carreteras y cultivos con pocos cuidados. Por la agresividad de su proliferación, que muchas veces elimina a otras especies del terreno, los botánicos la han llamado también “el pasto del diablo”.

Otro de los nombres comunes con que se conocen a las gramas son gramilla dulce, trigo rastrero, grama canaria, grama de España, grama canina, grama común, hierba rastrera y pata de gallina.

En su uso terapéutico siempre se utiliza el rizoma de la planta, el cual es bien valorado desde la antigua farmacopea. En la herboristería moderna esta planta sigue siendo muy popular, a veces en solitario y otras combinada con diferentes raíces medicinales como la gatuña, la rubia, el cardo correo y el alcaparro.

Planta de grama

Planta de grama

Componentes de la grama

Dentro de los principios activos más importantes de la grama se encuentran las vitaminas A y B, carbohidratos, sales minerales, mucílagos, saponina, aceites esenciales, almidón, proteínas y otras sustancias vegetales beneficiosas para la dieta humana.

Te puede interesar:  Kéfir versus yogurt

Beneficios medicinales de la grama

Depurativa y diurética: Las principales propiedades de la grama son purgativas para el cuerpo. Su acción diurética contribuye a eliminar agua y electrolitos del cuerpo, mediante la orina. Su acción como depurativo de la sangre es también muy beneficioso para el organismo, por lo que es conveniente consumirla con frecuencia siempre que se pueda.

Enfermedades de las vías urinarias: La grama está indicada especialmente para el tratamiento de enfermedades relacionadas con los riñones y la vejiga. Esta planta en decocción es muy eficaz para combatir los cálculos renales, la cistitis, la uretritis, la urolitiasis, la oliguria y otras afecciones que necesiten un aumento de la diuresis. En casos de arenilla en los riñones o microlitiasis puede ser útil también la grama para acelerar la expulsión de las piedras.

Enfermedades de la vesícula y el hígado: La vesícula y el hígado son otros dos órganos que se pueden beneficiar de todas las virtudes de las gramas. Esta planta maravillosa puede utilizarse en el cuidado de la ictericia, los cálculos biliares, las distonías biliares, la colecistitis y la hepatitis.

Digestivo: La grama puede ser un tónico para el estómago cuando hay problemas de digestión o se necesita regular la función del aparato digestivo. Su efecto calmante y tonificante puede venir precedido de la expulsión del contenido del estómago mediante el vómito.

Antipirético: El zumo de las raíces de grama es uno de los mejores antipiréticos naturales que existen. Su acción depurativa del cuerpo es muy eficaz en los casos de cuadros febriles.

Sobrepeso: La acción diurética y depurativa de la grama puede ayudar a pacientes con sobrepeso a perder grasa corporal de una manera saludable.


  •  
  •  
  •  
  •