La tortuga carey, una joya de los océanos

  •  
  •  
  •  
  •  

La tortuga carey es considerada una de las especies más bellas de tortugas marinas, y esto es debido al patrón de colores y formas que sigue su caparazón. Sin embargo su exoticidad también la ha convertido en un blanco importante de la pesca humana desde hace años, ya que el hombre la caza de manera intensiva para utilizarla tanto con fines comerciales, como culinarios. Esta especie en peligro crítico de extinción se encontraba distribuida por las aguas tropicales de todo el mundo hace algunos cientos de años, pero sus poblaciones ahora se encuentran significativamente reducidas. Conoce más sobre la tortuga carey, una joya de nuestros océanos.

Tortuga carey nadando

Tortuga carey nadando

Características de la tortuga carey

La tortuga carey recibe el nombre científico de Eretmochelys imbricata, siendo la única especie de su género. Dentro de las características que la distinguen del resto de las tortugas marinas se encuentra su prominente pico puntiagudo, similar al de un ave, y el caparazón con forma aserrada en los bordes. Por lo demás su anatomía es bastante típica, el cuerpo plano y la cabeza estrecha le permiten una gran movilidad por los arrecifes coralinos que visita con frecuencia en busca de alimentos.

El caparazón es el que le da mayor vistosidad a esta especie de tortuga marina, en los ejemplares maduros tiene un fondo ámbar claro donde destacan los escudos imbricados con patrones de coloración que alternan entre el amarillo, el marrón y el negro. En la zona ventral la coloración es amarilla pálida o blanquecina, aunque también pueden tener manchas negras. Al momento del nacimiento no se ha desarrollado este patrón de colores característico, por lo que los recién nacidos tienen una coloración marrón uniforme tanto en la zona dorsal como en la ventral.

No son tortugas de gran envergadura, sino por el contrario una de las más pequeñas de los océanos. En su adultez la gran mayoría de los individuos no logra superar el metro de longitud y el peso oscila entre las 100 y 200 lb de peso.

Te puede interesar:  El orangután de Sumatra, el más amenazado de los orangutanes

Distribución de la tortuga carey

Existen dos subespecies de tortugas carey que se encuentran distribuidas por las diferentes regiones tropicales y subtropicales del planeta. La subespecie imbricata es natural de la región atlántica, mientras que la bissa se puede encontrar en los océanos Pacífico e Índico. Las concentraciones más grandes de las poblaciones de estas tortugas anidan en la plataforma insular de México, Australia, Indonesia y el Mar Caribe.

Hábitat natural de la tortuga carey

Las tortugas carey nadan en aguas continentales e insulares, pero pasan la mayor parte de su tiempo en busca de comida en las zonas costeras de poca profundidad. Se les ve frecuentemente en los arrecifes de coral, los lechos de algas y las bahías de manglares. También pueden elegir hábitats terrestres como las playas o zonas rocosas para desovar sus huevos en la época reproductiva.

Alimentación de la tortuga carey

Las esponjas de mar son la dieta casi exclusiva de la tortuga carey. A pesar de que su anatomía les permite nadar en mar abierto sin dificultad, prefieren pasar gran parte de su tiempo en zonas costeras con aguas poco profundas, donde se encuentran los arrecifes coralinos que dan albergue a su presa preferida. Las tortugas carey son de los pocos animales en el reino animal que son capaces de alimentarse de organismos silíceos, como es el caso de las diferentes especies de esponjas de mar. Para otros animales el contenido de óxido de silicio que se encuentra en la composición de los poríferos es mortífera. Aunque no son de sus preferidos, también pueden cazar medusas y ctenóforos, los cuales se encuentran en grandes cantidades en la biomasa del plancton marino.

Tortuga carey

Tortuga carey

Reproducción de la tortuga carey

El período de tiempo en que alcanzan la madurez sexual las tortugas carey es bastante tardío y variable, ya que puede oscilar entre los 20 y 40 años de edad. Solo se aparean cada dos o tres años, por lo que su tasa reproductiva hace difícil incrementar el número de las poblaciones más amenazadas. La época reproductiva tiene lugar entre los meses de abril y noviembre en la especie atlántica, mientras que las de la región índica prefieren los meses de septiembre a febrero.

Te puede interesar:  El tigre de Sumatra. Un félido cercano a la extinción.

El desove ocurre cerca de las playas, la madre se arrastra luego del apareamiento hasta la orilla donde prepara el nido que irá cubierto de arena. En cada puesta pueden expulsar entre 90 y 140 huevos, que eclosionarán pasados dos meses de desarrollo embrionario. Al nacer los neonatos tienen 2 centímetros y medio de largo y pesan alrededor de 20 gramos. Tienen un lento desarrollo y una longeva vida, que puede extenderse hasta 50 años en libertad.

Peligro de extinción de la tortuga carey

La tortuga carey ha sido sometida a una sobrepesca exterminadora en el último siglo, lo que ha influido en la desaparición de más del 80% de la población total de estas tortugas. Unida a su elevada tasa de exterminio, se encuentra también una baja natalidad, determinada por una madurez tardía y un índice reproductivo muy bajo en la especie. Estos elementos han sido suficientes para colocar a la tortuga carey en lo alto de la lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, como especie en peligro crítico de extinción.

Las razones para la caza indiscriminada de las tortugas carey son disímiles, algunos las persiguen porque consideran que su carne es un manjar y otros con fines puramente comerciales. La concha que recubre su caparazón llamada también carey, es utilizada en la confección de todo tipo de artículos de joyería (aretes, collares, anillos, peines, etc.), además de incrustaciones en fornituras y mobiliarios, lo que le da un valor comercial importante a cada ejemplar adulto.

El comercio internacional de carey ha sido prohibido como parte de un esfuerzo mancomunado para asegurar la supervivencia de esta especie marina, pero a pesar de esto el mercado negro sigue cobrando numerosas vidas de tortugas carey cada año. También muchas son pescadas de manera accidental cuando se enredan en las redes de pesca.

Te puede interesar:  El rinoceronte negro. Características de la especie y amenazas.

Como si fueran pocas las amenazas que enfrentan estas tortugas por sí solas, su hábitat también se ha visto comprometido por la creciente contaminación de los mares y el tráfico marítimo. Además ha sido afectada por la destrucción de los arrecifes coralinos, como parte del desarrollo costero de algunas regiones.


  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *