La salvia y sus beneficios en la herboristería

  •  
  •  
  •  
  •  

La salvia es considerada una planta muy beneficiosa del recetario natural. Las razones son sobradas, y es que los remedios naturales preparados con su esencia sirven para tratar casi cualquier dolencia. Además de sus aplicaciones comunes, esta planta es también muy utilizada por las mujeres para atenuar los efectos del climaterio. ¡Conoce más sobre esta todopoderosa planta medicinal!

Descripción de la planta de salvia

Las especies de salvia son procedentes de la familia Lamiaceae, considerándose este el género más numeroso que posee esta familia. Las diferentes especies de salvia varían en cuanto al color de sus flores que se presentan agrupadas en espigas y de forma regular pueden alternar entre la gama de los violetas y azules, hasta llegar a un tono pálido rosa blanquecino.

La especie conocida comúnmente como salvia es la que se corresponde con el nombre científico de Salvia officinalis. Esta planta es un arbusto de poca envergadura, que suele crecer alrededor de unos 70 cm. Su tallo se deriva en un gran número y las inflorescencias nacen en racimos, características que la convierten en una planta muy vistosa, de un amplio uso ornamental.

En la cocina (sobre todo la cocina Occidental y Mediterránea) también son apreciados el aroma y el sabor natural de la salvia, por lo se utiliza como condimento o incluso acompañamiento en diversas recetas culinarias.

La reputación de las propiedades medicinales de la salvia son antiquísimas, de hecho su nombre deriva del latín salvare (traducido significa curar). En tiempos antiguos era considerada una planta mística, a la cual se atribuían numerosos poderes curativos y espirituales. Carlomagno conocía sus propiedades para curar dolencias del cuerpo humano y recomendó que la incluyeran en su jardín de plantas medicinales. Luego de la edad media la reputación de la salvia siguió creciendo hasta el día de hoy, que se considera uno de los mejores antibióticos naturales existente.

Planta de salvia

Planta de salvia

Componentes de la salvia

La salvia es una planta rica en flavonoides y aceites esenciales, además de contener algunos principios amargos. La composición de los aceites esenciales varía según el tipo de cultivo y la época del año. Dentro de los aceites esenciales que posee la Salvia officinalis se encuentra la tujona. El porcentaje de este ingrediente varía con la especie pero hay que tener cuidado por su acción convulsivante. No se recomienda en casos de madres lactantes o personas que padezcan insuficiencia renal.

Te puede interesar:  La ortiga, más allá de sus propiedades urticantes

Beneficios de la salvia

La planta de salvia puede ser ingerida por vía oral de dos formas: masticada o a través de una infusión. Las propiedades que se derivan de su consumo son numerosas. Para el sistema digestivo su infusión trabaja como un antivomitivo, antidiarreico y carminativo. En cambio para el sistema nervioso se utiliza fundamentalmente por su acción estimulante. Además es un excelente cicatrizante y bactericida para tratar heridas en la piel. Y por si pareciera poco, los síntomas del climaterio y la llegada de la menopausia también pueden ser atenuados por esta milagrosa planta.

Veamos ahora en detalle dos de sus propiedades medicinales principales:

Antibiótico natural: La salvia es sin duda uno de los mejores antibióticos naturales que existen, y no es una exageración. En este sentido podemos destacar su acción frente a las infecciones de tipo bucofaríngeas.  Las infecciones respiratorias menores también pueden ser tratadas con una infusión de salvia. También se pueden aplicar las hojas directamente sobre la piel en heridas y úlceras, para prevenir que luego se infesten.

Su acción como bactericida es tan potente que se utiliza para prevenir las intoxicaciones alimentarias, conservando los alimentos que forman parte de diversas recetas o maceraciones.

Salud femenina: En la salud femenina la salvia es realmente bondadosa, hecho que le ha otorgado el sobrenombre de la hierba de las mujeres. Es capaz de aliviar las dolencias que acompañan frecuentemente el ciclo menstrual, sobre todo en las mujeres que padecen de trastornos menstruales o ciclos irregulares. Estos beneficios están determinados por su capacidad como emenagogo.

Asimismo sirve para diversos cambios hormonales, siendo una opción natural mucho más saludable que las terapias de sustitución hormonal que generalmente se utilizan para compensar estos trastornos. La leucorrea o secreciones vaginales frecuentes también pueden ser tratadas con lavados vaginales con salvia.

Te puede interesar:  El fresno, una planta mitológica y medicinal

Los sofocos y sudoraciones que acompañan el climaterio son combatidos de forma muy efectiva con la salvia, por su acción antisudorífica. Las mujeres menopaúsicas pueden beneficiarse de sus propiedades para conciliar mejor el sueño en la noche, donde estos síntomas suelen empeorar trayendo consigo el insomnio. También reduce otros signos característicos de esta etapa relacionados con cambios emocionales frecuentes (desde irritación hasta depresión persistente).

Así como hablamos de los beneficios de la salvia para la mujer, también hay que mencionar sus contraindicaciones en el embarazo y la lactancia. En estos casos no se recomienda su consumo por sus propiedades abortivas y su capacidad de interrumpir la producción de leche materna.


  •  
  •  
  •  
  •