La arenaria, una planta para los riñones

  •  
  •  
  •  
  •  

¿Necesitas una planta medicinal que actué directamente sobre los riñones? Pues entonces te recomendamos especialmente la arenaria roja, una especie que nuestros mayores también conocen con el nombre de “planta de la orina”, por su acción como diurética, antilitiásica y depuradora renal. No te pierdas nuestro artículo de hoy que estará dedicado fundamentalmente a la salud de los riñones.

La planta de arenaria

La arenaria roja es una planta que como sugiere su nombre, muestra preferencia sobre los terrenos arenosos o costeros para su proliferación. Crece de forma natural en América del Norte, la región del Mediterráneo, Europa central y el norte de África.

La especie de arenaria roja se encuentra descrita bajo el nombre binomial de Spergularia rubra. Como características destacables de esta planta herbácea, se encuentran sus inflorescencias de color rosado que se presentan agrupadas en ramilletes, así como sus frutos pequeños y amarronados. Es una planta que no supera los 25 cm de altura, con un tallo delgado y gran cantidad de ramificaciones.

Prácticamente la totalidad de la planta tiene propiedades medicinales (aunque la parte aérea de la planta es la mejor valorada), por lo que se recolectan sus tallos, raíces, hojas, flores y frutos, durante la época de floración. Aunque los beneficios terapéuticos de la planta no están avalados científicamente, la sabiduría popular la utiliza desde hace varios siglos en el tratamiento de afecciones del riñón y en dietas de adelgazamiento.

Flor de arenaria

Flor de arenaria

Componentes de la arenaria y sus beneficios medicinales

Dentro de los principales componentes de la planta de arenaria se encuentran las antocianinas, saponinas, sales minerales, mucílagos y flavonoides. Los principios activos de la arenaria roja le otorgan propiedades antisépticas, diuréticas, depurativas y antinflamatorias.

Te puede interesar:  Usos medicinales del perejil

Prevenir o expulsar cálculos renales: La arenaria se utiliza tanto para prevenir la aparición de los cálculos renales, como para hacerlos desaparecer una vez que se encuentran alojados en el riñón. La litiasis renal es una enfermedad bastante común, pero consumiendo con frecuencia la infusión de arenaria podemos evitar la acumulación de sales úricas que deriven en la formación del material sólido.

Uricosúrica: La planta de arenaria por su acción depuradora también ayuda a eliminar productos de desecho del metabolismo del cuerpo humano, como es el ácido úrico.

Antirreumática: Los trastornos reumáticos que afectan comúnmente a los huesos, riñones, articulaciones, pulmones y el corazón, pueden ser tratados de una forma natural con la arenaria roja. La sintomatología de dolor que generalmente acompaña estos trastornos reumáticos puede ser aliviado con una infusión de la planta.

Dietas de adelgazamiento: Como otras plantas diuréticas, la arenaria es utilizada en dietas de adelgazamiento para eliminar grasas, líquidos y otros productos de desecho del cuerpo. Por supuesto la planta por sí sola no puede hacer perder peso, pero combinada con una dieta saludable y equilibrada sus efectos son muy notables.

Preparación de la infusión de arenaria

Una de las formas en que mejor se consume la arenaria es la infusión. La infusión puede servir tanto para usar la planta con fines terapéuticos, como para un régimen de adelgazamiento. No es necesario especificar una dosificación ya que esta planta no posee reacciones adversas conocidas, no obstante con ingerir tres vasos al día debe ser suficiente para obtener los resultados terapéuticos deseados.

Para preparar una infusión de arenaria roja, lo primero es conseguir el producto seco, que se puede adquirir en herbolarios o centros naturistas dietéticos. Las proporciones que se necesitan para preparar la infusión son de 40 gr de arenaria por cada litro de agua que se vaya a tomar.

Te puede interesar:  El sen, un laxante con efectos peligrosos

Luego de calentar el litro de agua (sin dejar llegar a ebullición) se agregan los 40 gr de arenaria seca y se dejan reposar en el agua caliente durante 5 minutos. Pasado este tiempo se cuela la infusión y se le puede agregar un poco de miel al gusto.


  •  
  •  
  •  
  •