¿Para qué sirve la hierbabuena?

  •  
  •  
  •  
  •  

El nombre no engaña, la hierbabuena es realmente una planta maravillosa. Pertenece al género de hierbas aromáticas más apreciado en la gastronomía por su aroma y sabor característico: Mentha. Esta especie cosmopolita se utiliza en el mundo entero para aromatizar perfumes, caramelos, helados, bebidas y numerosos platos de repostería. Sin embargo su extenso uso medicinal es un poco menos conocido y explotado por el hombre, por lo que pretendemos informarte de todo lo que necesitas conocer sobre las propiedades medicinales de la hierbabuena en este artículo.

Descripción de la planta de hierbabuena

Se conoce comúnmente como hierbabuena o yerbabuena, a la especie nombrada científicamente Mentha spicata. No posee características morfológicas de relevancia, sino más bien es una planta bastante común. De talla baja (crece unos 30 cm), hojas verdes lanceoladas y aromáticas.

Los beneficios medicinales de la hierbabuena se conocen desde la época de los griegos y los romanos, quienes fueron los primeros en documentar sus “propiedades milagrosas”. Luego Carlomagno también apreciaba las virtudes de la planta y pidió a los gobernadores de sus dominios que la cultivaran en sus jardines reales, junto con otro centenar de plantas y arbustos que consideraba de gran valor. Pero su popularidad no comenzó hasta mediados del siglo XVIII, cuando se comenzó a utilizar como remedio natural para los problemas estomacales.

Planta de hierbabuena

Propiedades medicinales de la hierbabuena.

Las propiedades medicinales de la hierbabuena ayudan a aliviar un gran número de problemas relacionados con la salud corporal. Su componente activo fundamental es el mentol, un alcohol saturado que se encuentra en los aceites de la planta y que posee propiedades analgésicas, antipruriginosas y antisépticas, entre otras muchas. Veamos las principales aplicaciones de la hierbabuena en la medicina naturista.

Te puede interesar:  El copalchi, una fuente natural de insulina

Higiene bucal: Mucho mejor que un caramelo de menta, es una ramita de hierbabuena o un enjuague bucal a base de esta planta. Ya desde el Medioevo se comenzó a utilizar para combatir el mal olor y blanquear los dientes. Algo así como ¡la primera pasta de dientes! Además de combatir la halitosis también ayuda a mantener a raya las bacterias que se alojan en la cavidad bucal, de manera que contribuye a mantener una buena higiene dental.

Digestivo: La hierbabuena es considerada un muy buen digestivo debido a que facilita que este proceso se lleve a cabo en el organismo. También puede ayudar a aliviar malestares digestivos comunes como los cólicos, gases intestinales, náuseas, vómitos, diarreas, dolor abdominal y los síntomas del síndrome del intestino irritable. En estos casos generalmente se prepara una infusión de hierbabuena o se mastican las hojas frescas directamente.

Amigdalitis o gripe: El mentol posee un efecto refrescante sobre las mucosas, es por eso que un agua de hierbabuena es muy bien recibida cuando tenemos un resfriado común o nos comienza a doler la garganta debido a una faringitis o una amigdalitis. También se pueden añadir unas gotas de hierbabuena a un vaporizador para tratar la congestión nasal. Como expectorante funciona de maravilla porque ayuda a estimular la expulsión de secreciones bronquiales.

Cefaleas: La hierbabuena tiene un efecto calmante que puede ayudar a aliviar cuadros de cefaleas ligeras o moderadas. Se pueden aplicar dos variantes en estos casos, la primera es usando el aceite de hierbabuena directamente sobre los músculos de la cabeza y el cuello. La segunda es por medio de su absorción mediante la inhalación. Si la causa de la cefalea es nerviosa, una infusión de hierbabuena también nos ayudará a relajarnos y a calmar la ansiedad.

Te puede interesar:  El ginseng, una planta con propiedades excepcionales

Estabilizador hormonal: La hierbabuena puede actuar como estabilizador hormonal ayudando a controlar los niveles elevados de hormonas andrógenas (hormonas masculinas como la testosterona, la androsterona y la androstenediona) en las mujeres.

Insecticida natural: Aplicada sobre la piel funciona como un insecticida natural que repele todo tipo de insectos y evita de esta manera sus picaduras.

Rash cutáneo: Cuando se necesita aliviar la picazón o la irritación de la piel provocada por una causa alérgica, nerviosa o infecciosa, la hierbabuena puede ser también muy efectiva. Esto es debido a que el mentol posee propiedades analgésicas.


  •  
  •  
  •  
  •