Conoce los beneficios medicinales de la bardana

  •  
  •  
  •  
  •  

¿Conoces la bardana? Es probable que la hayas oído mencionar con el nombre común de lampazo o lapa. Pues resulta que esta planta es considerada una fuente de alimento muy saludable y se consume en varios lugares del mundo, sobre todo en el continente asiático, por los beneficios medicinales que trae consigo. Se aprovecha casi toda la planta, raíces, hojas, tallos y flores son protagonistas de diversos platos e infusiones que poseen propiedades nutricionales muy interesantes.

Descripción de la planta de bardana

El nombre científico de esta especie es Arctium lappa. El nombre común bardana proviene del griego y traducido al castellano quiere decir “oso”. Esta planta herbácea puede llegar a alcanzar un metro de altura, con características anatómicas como hojas grandes y rugosas, flores vistosas de color púrpura intenso y frutos recubiertos de garfios que se adhieren a los animales para propagarse.

El origen de la planta se sitúa en los continentes europeo y asiático, pero luego se introdujo también en américa donde se encuentra bien esparcida en la actualidad. Para su proliferación no tiene muchos requerimientos por lo que se puede encontrar en casi cualquier tipo de terreno: a la orilla de caminos, terrenales baldíos, escombreras e incluso lugares urbanos.

Flor de la barrdana

Componentes activos de la planta de bardana

La bardana es una buena fuente de fibra vegetal, además posee numerosos minerales (hierro, manganeso, magnesio, zinc, calcio, fósforo, sodio, etc.), vitaminas (B1, B2, B3, B6 y C, E, acido fólico), carbohidratos, proteínas y grasas. Las vitaminas C y E le aportan a la planta propiedades antioxidantes, las cuales le ayudan a inhibir la acción de los radicales libres en el cuerpo.

Te puede interesar:  La cereza, una fruta depurativa y antioxidante

Todas las partes de la planta de bardana poseen componentes activos que le proveen de propiedades curativas, pero es la raíz la que posee un mayor número de ellos.

Cuando se cortan y se secan las raíces de la bardana, se encuentran en su composición sustancias beneficiosas como el mucílago, la inulina, los taninos, aceites esenciales, poliacetilenos, ácido láurico, mirístico, esteárico, palmítico, entre otros.

En las semillas de bardana se ha encontrado también una marcada presencia de aceites esenciales, así como el ácido clorogénico que tiene una acción benéfica para el organismo. Además contienen un ligano llamado arctiina que se ha demostrado tener poderosos efectos anticancerígenos.

Beneficios medicinales de la bardana

Tratamientos dermatológicos: Los beneficios de la bardana son numerosos, pero sin duda los más explotados a nivel mundial son los relacionados con el tratamiento de problemas dermatológicos comunes. Su aplicación tópica en el cuerpo ayuda a tratar afecciones en la piel como la psoriasis, la urticaria, el acné común, la dermatofitosis, forunculosis, dermatitis eccematosas, etc. La acción terapéutica de la planta en esta área responde a sus propiedades depurativas y antinflamatorias.

Antienvejecimiento y antiarrugas: La cosmética natural también ha explotado la efectividad de la hierba en su uso cutáneo, por lo que se comercializan extractos de bardana que aseguran ralentizar el envejecimiento de la piel y disimular las arrugas. Estas potencialidades están avaladas por estudios publicados en revistas de prestigio como la Journal of Cosmetic Dermatology.

Cuidado del cabello: El cabello que es uno de los anexos más importante de la epidermis, es otra parte del cuerpo que se beneficia de las propiedades dermatológicas de la bardana. Con un extracto de la raíz de la hierba se confecciona el aceite de Bur, el cual es conocido por fortalecer el cabello desde la raíz y aportarle brillo, además de prevenir su caída y tratar la caspa y seborrea. No es de extrañar entonces que se elaboren champús y otros productos para el cuidado del cabello que contienen bardana como ingrediente activo.

Te puede interesar:  El ginseng, una planta con propiedades excepcionales

Cicatrizante: Gracias al alto porcentaje de taninos que se encuentran en las raíces de la planta de bardana, esta también es usada para acelerar la cicatrización de heridas cutáneas.

Diurético y laxante suave: Su propiedad diurética ayuda al organismo a eliminar líquidos y material fecal.

Diaforético: La bardana como inductora de la transpiración ayuda a eliminar toxinas del cuerpo a través del sudor.

Antidiabético: La bardana ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre por lo que puede ser utilizada para el tratamiento de la diabetes mellitus. Esta propiedad está determinada por la presencia de inulina en la raíz de la planta.

Tratamiento del cáncer: En algunos países también se ha utilizado la bardana como tratamiento alternativo para el cáncer, por los componentes de las semillas que han mostrado poseer una fuerte acción anticancerígena.


  •  
  •  
  •  
  •