El apio, un vegetal ideal para perder peso

  •  
  •  
  •  
  •  

¿Has escuchado hablar de alguna dieta vegetariana que incluya al apio como ingrediente principal? Seguramente que sí, y es que esta especie vegetal tiene una composición que resulta estupenda para adelgazar de manera saludable. Cero grasas, pocos carbohidratos y un alto contenido de agua, fibra dietética, vitaminas y minerales, que resultan en unas poquísimas calorías para el cuerpo. Además de su aporte nutricional hay que destacar las propiedades medicinales del apio, que no son pocas. Sigue leyendo sobre este saludable vegetal en nuestro artículo de hoy.

La planta de apio

Dentro de la familia de las apiáceas se encuentran plantas de gran categoría culinaria como el hinojo, el perejil y por supuesto el apio. Esta planta se conoce generalmente por los nombres de apio nabo, apio rábano, apio silvestre o apio España, pero el nombre científico de la especie es Apium graveolens. La procedencia del nombre es del latín y significa “con fuerte olor”, haciendo referencia a sus características aromáticas. Su sabor también suele ser bastante fuerte por lo que se suele combinar con otros vegetales en la cocina.

El origen de la planta se sitúa en la región del Mediterráneo, lo cual explica su popularidad en la gastronomía europea. En cuanto a su hábitat natural el apio prefiere los terrenos húmedos y pantanosos para su proliferación, lo cual está determinado por su alto contenido acuoso.

Morfológicamente destaca su raíz grande y bulbosa, la cual puede alcanzar entre 10 y 30 cm de diámetro. Los tallos se presentan estriados y formando una suculenta penca de hojas divididas. Además posee la inflorescencia en umbela característica de la familia de las apiáceas, con flores blanco-verdosas que se agrupan en racimos semejando las varillas de un paragua. Toda la planta (raíz, semillas, tallos y hojas) se aprovecha culinariamente y con fines terapéuticos en la medicina naturista.

Planta de apio

Planta de apio

Componentes del apio

Hablábamos al inicio de lo poco calórico que resulta el apio debido a su composición, lo cual ha determinado que se considere por algunos expertos en nutrición como un vegetal de calorías negativas. Sin embargo su aporte al cuerpo en vitaminas y minerales si es significativa. Según el valor diario recomendado para adultos, el nabo aporta un 8% de Potasio, 16% de Fósforo, 8% de Manganeso, 7% de Sodio, 6% de Hierro, 4% de Calcio, 13% de vitaminas C y B6, entre 4 y 7% de vitaminas B1, B2, B3 y B5 y 39% de vitamina K.

Te puede interesar:  El cilantro y sus numerosos beneficios medicinales

El apio es rico en flavonoides como la luteína y zeaxantina, así como los llamados β-carotenos que tan importante son en la dieta humana. Además se ha descubierto recientemente que se encuentran en esta planta compuestos químicos como el 3n-butilftalido, el sedanenoline, y el sedanolide, a los cuales se les atribuyen numerosos beneficios para el cuerpo, que se encuentran en estudio por la comunidad científica internacional.

Beneficios medicinales del apio

La medicina tradicional china es la que mejor ha sabido explotar los beneficios que trae consigo el consumo de apio, aunque los remedios con este vegetal se utilizan en todas partes del mundo para tratar o prevenir disímiles dolencias. Para usarlo con este fin se recomienda comer el apio crudo luego de una buena limpieza, y siempre que sea posible elegir uno que sea de cultivo ecológico para evitar las toxinas que le aportan los plaguicidas.

Sobrepeso: Dentro de los usos más conocidos del apio se encuentran el de adelgazante. Su inclusión en diversas dietas para personas con sobrepeso se debe en primer lugar a que es un vegetal muy poco calórico y en segundo a sus propiedades diuréticas y laxantes, que ayudan a eliminar líquidos y desechos del cuerpo.

Enfermedades urinarias y renales: Las propiedades depurativas y diuréticas que caracterizan al apio lo convierten en el vegetal ideal para tratar afecciones urinarias y renales. Estos efectos sobre el cuerpo se deben en gran medida al alto contenido de aceites esenciales (como el limoneno y el selineno) que tiene la planta, los cuales se encuentran concentrados en mayor grado en las semillas. Tiene la ventaja frente a los diuréticos farmacológicos de que no genera un desbalance en la relación sodio – potasio del organismo.

Te puede interesar:  Las numerosas virtudes de los arándanos

Bactericida de amplio espectro: El apio tiene propiedades bactericidas por lo que su aceite esencial ayuda a combatir infecciones de toda índole. Los estudios en estos sentidos han demostrado su efectividad en infecciones del tracto urinario y los riñones, donde mejor se combinan las propiedades microbicidas y diuréticas de este vegetal.

Antioxidante natural: La composición de vitaminas E y C, así como de minerales como el hierro, el magnesio y el cobre, convierten al apio en un poderoso antioxidante natural. Los compuestos químicos conocidos como ftalidas, también ayudan a hacer frente a las reacciones de oxidación dañinas para el cuerpo.

Asma y bronquitis: Las hojas del apio poseen un flavonoide llamado apigenina, el cual le confiere a esta parte de la planta propiedades vasodilatadoras que pueden ayudar a pacientes con crisis de asma bronquial. También puede utilizarse como expectorante y emoliente para aliviar los síntomas de una infección de los bronquios.

Potenciador sexual: El apio se ha utilizado tradicionalmente como potenciador sexual en casos de impotencia debido a que estimula el apetito sexual.


  •  
  •  
  •  
  •