El ajenjo, ¿letal o beneficioso?

  •  
  •  
  •  
  •  

¿Qué es el ajenjo? ¿Se utiliza en la elaboración de bebidas alcohólicas? ¿Cuáles son sus aplicaciones curativas? ¿En altas concentraciones puede llegar a ser letal? A todas estas interrogantes se dará respuesta en este artículo descriptivo sobre esta planta medicinal.

Descripción de la planta de ajenjo

El ajenjo es una planta medicinal conocida también bajo los nombres comunes de asensio, hierba santa, ajorizo o artemisa amarga. Su nombre científico es Artemisia absinthium, el cual proviene del latín y significa “sin dulzor”, haciendo alusión a su amargor como una de sus características identificativas.

Esta planta es endémica de la región norte de África y la occidental de Eurasia, aunque en la actualidad posee una extensa distribución por el mundo incluyendo el continente americano. Las civilizaciones antiguas como la egipcia y la helénica ya conocían el ajenjo desde hace miles de años y explotaban sus virtudes medicinales, pero no despertó especial interés hasta el siglo XIX cuando se comenzó a utilizar ávidamente en la preparación de bebidas como la absenta y el vermut.

Además de aromática, el ajenjo es considerado como una de las plantas más amargas que existen, y es debido a dos de sus componentes principales, la tujona y absintina, las cuales además le aportan propiedades alucinógenas y convulsivantes.

Componentes de la planta de ajenjo

Los componentes activos de la planta de ajenjo se encuentran fundamentalmente en las hojas y las sumidades florales, por lo que son las partes que más se recolectan y se procesan para su conservación.

Dentro de algunos de los elementos que le aportan ese sabor amargo a la planta y otras de sus propiedades, se encuentran la absintina, anabsintina, la artamaridina, la artamarinina, el bisaboleno y el cadineno.

Te puede interesar:  La ortiga, más allá de sus propiedades urticantes

También posee una alta concentración de aceites esenciales, con una fuerte presencia del aceite volátil llamado tujona (puede ser muy tóxico en dosis elevadas por lo que se limita su concentración a niveles seguros en las bebidas alcohólicas con extracto de ajenjo).

Por último pero no menos importante, podemos encontrar en la planta numerosos tipos de flavonoides, taninos y cumaninos, además de minerales y vitaminas como la A y la C.

Planta de ajenjo

Beneficios de los remedios de ajenjo

Al ajenjo se le atribuyen propiedades medicinales de todo tipo, entre las más usadas se encuentran las propiedades como digestivo, antiespasmódico, vermífugo, estimulante del apetito, colagogo, colerético, emenagogo, antinflamatorio y anestésico. Veamos que afecciones podemos tratar entonces con esta planta medicinal:

Problemas digestivos: Como sucede con la gran mayoría de las plantas medicinales, el primer y más importante de sus usos es el digestivo. Con los principios ácidos y amargos que posee la planta se estimula la producción en el estómago de la hormona polipeptídica conocida como gastrina, con múltiples beneficios para todo el aparato digestivo. La planta de ajenjo se utiliza también en el tratamiento de la inapetencia, ya que su sabor amargo estimula el apetito directamente desde el cerebro, así como también la producción de jugos gástricos.

Problemas bucales: La halitosis o mal aliento puede ser combatida con el intenso aroma del ajenjo. Después de su decocción la planta puede ser utilizada a forma de enjuague bucal, para beneficiarnos además de sus propiedades antisépticas, emolientes y astringentes.

Problemas del hígado y biliares: Las propiedades como colerético y colagogo del ajenjo estimulan el buen funcionamiento de la vesícula biliar y el hígado. Problemas de insuficiencia hepática y trastornos como la ictericia que conllevan a problemas con el árbol biliar dentro del hígado, también pueden mejorar con le ingesta de infusiones de ajenjo.

Te puede interesar:  Las numerosas virtudes de los arándanos

Problemas de reuma: Los síntomas de dolor y molestias de los trastornos reumáticos como la artrosis y la artritis reumatoide, pueden ser muy aliviados mediante la ingesta de ajenjo. Su acción antinflamatoria trabaja sobre las articulaciones y huesos del cuerpo, eliminando también los fluidos acumulados en estas regiones.

Problemas en la piel: La piel, el mayor órgano del cuerpo, también se beneficia de las múltiples propiedades del ajenjo. En este caso se utiliza de forma tópica como bactericida, fungicida y cicatrizante de heridas y llagas. Sus hojas también sirven para improvisar un repelente casero para combatir insectos voladores.

Problemas menstruales: Las mujeres que tienen dificultad en regular su ciclo menstrual o padecen de dismenorrea, pueden tomar el ajenjo que trabaja directamente sobre el útero como un potente emenagogo.

Efectos adversos del ajenjo

Ninguna planta medicinal se debe tomar sin precaución en cuanto a sus cantidades, prolongación del tratamiento o interacciones con otros fármacos, y el ajenjo no es la excepción de la regla. El aceite de ajenjo puro es considerado altamente tóxico, con efectos sobre el sistema nervioso que pueden llegar a ser incluso letales. Esto se debe fundamentalmente a la presencia de tujona (también conocida como tuyona), la cual es un potente neurotóxico con acción analéptica y convulsivante. A pesar de estos riesgos no se debe renunciar a todas las propiedades beneficiosas del ajenjo, el cual consumido de una manera dosificada y segura, no ofrece riesgos para la salud.


  •  
  •  
  •  
  •